Brasil le ganó a Costa de Marfil 3 - 1 en el Soccer City

Johannesburgo, Sudáfrica
21 de junio de 2010

En el estadio Soccer City, bajo el arbitraje del francés Stephane Lannoy, Brasil derrotó a Costa de Marfil 3 - 1.

La selección de Dunga tuvo chispazos del "Jogo Bonito" y con goles demostró ser muy superior a Costa de Marfil.

Luis Fabiano tuvo una noche brillante y marcó un doblete, el segundo gol tras ayudarse con la mano, y cayó a los detractores de la “caraninha” que acusan a Brasil de no ser contundente en el ataque.

Robinho, que inició el partido muy movedizo, dinámico y peligroso al ataque, se fue apagando con el transcurso del partido, pero Fabiano asumió su papel.

Kaká por el contrario, subía sus revoluciones a medida el juego brasileño mejoraba.

Costa de Marfil también fue peligrosa en los primeros minutos de partido en donde el gol estaba para cualquiera, pero los africanos no encontraron la meta rival, mientras que Brasil sí lo hizo.

A pesar de ir ganando cómodamente, Brasil nunca renunció al ataque y el minuto 62, una gran jugada de Kaká, quien también asistió en la primera de Fabiano, arrastró a su marca y lanzó el famoso centro de la muerte para que llegara Elano y concluyera la jugada con un toque exquisito que Boubacar Barry no pudo contener.

Brasil goleaba, gustaba y sumaba seis puntos que le daban su pase a octavos.

Una desconcentración de la zaga brasileña permitió que Didier Drogba descontara de cabeza, y más adelante el jugador del Chelsea cerca estuvo de marcar su segundo.

La historia parecía estar escrita, pero faltaba un poco de emoción al final del partido cuando los ánimos aumentaron y una serie de faltas provocó la expulsión rigurosa, por doble amarilla, de Kaká quien no podrá jugar el siguiente partido.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar

Fuentes

 

La versión original del artículo, o partes de él, ha sido extraída de Voz de América.

Voz de América libera sus contenidos bajo dominio público.