Abrir menú principal

El gobierno español prepara una campaña para dar a conocer el plan Bolonia

5 de diciembre de 2008

Madrid, España — El Ministerio de Ciencia e Innovación ofrece su apoyo a los rectores para solucionar el conflicto con los alumnos.

El proceso de adaptación de las titulaciones universitarias al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) genera controversia. En las últimas semanas, cientos de alumnos se han encerrado en varias universidades y rectorados como protesta ante el avance del Proceso de Bolonia.

El Espacio Europeo tiene como objetivo homologar los títulos universitarios de los 46 países participantes. De esta manera se quiere fomentar la movilidad de alumnos, personal universitario y titulados dentro del EEES, que no sólo está compuesto por países miembros de la UE.

Las nuevas carreras universitarias se dividirán a partir de 2010 en títulos de Grado y Postgrado. Pero además, el plan Bolonia propone un cambio en la metodología docente, dando prioridad al trabajo personal del alumno en el proceso de aprendizaje. Se trata de dar a los estudios universitarios un carácter más práctico y participativo, de modo que el estudiante se involucre individualmente y en grupo. Las nuevas tecnologías serán un pilar fundamental en el nuevo modelo de enseñanza. La universidad irá más allá del texto en papel, incorporando material audiovisual y entendiendo Internet como una herramienta básica en el aprendizaje activo.

Las instituciones trabajan para que la universidad esté adaptada a la normativa europea en 2010. Mientras, asambleas de estudiantes de toda España organizan encierros y manifestaciones en señal de protesta, afirmando que es una "imposición", y que perjudicará a la enseñanza pública. Uno de los aspectos más controvertidos es la participación de la empresa privada en el diseño de los planes de estudio. El ministerio quiere adaptar la universidad a las necesidades del mercado laboral, y para ello se ha dado voz a las grandes empresas. Los estudiantes afirman que la universidad es un espacio para generar, transmitir y conservar conocimiento, funciones independientes del mundo empresarial.

Ante la magnitud de la protesta, el Ministerio de Ciencia e Innovación, junto con la Secretaría de Estado de Comunicación, ha decidido poner en marcha una campaña de comunicación que explique cuáles son las oportunidades de mejora universitaria que representa el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Por otra parte, ha ofrecido su apoyo a los rectores para que resuelvan el conflicto con los alumnos, que aseguran que las protestas continuarán hasta encontrar una alternativa.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir