Estados Unidos mata al líder de Al Qaeda con un dron en Kabul

Kabul, Afganistán
2 de agosto de 2022

Este domingo, 31 de julio, a las 6:18 hora local (1:48 UTC), Estados Unidos mató al líder de Al Qaeda, Aymán az Zawahirí, lanzándole dos misiles Hellfire cuando estaba en el balcón de una vivienda en Kabul. Aymán az Zawahirí, cirujano egipcio de 71 años era el sucesor de Osama bin Laden al frente de la organización terrorista. Según los Estados Unidos, no ha habido ningún daño colateral.

Az Zawahirí en noviembre de 2001.

Joe Biden confirmó la muerteEditar

Sobre las 19:30 hora local de Washington D. C. (23:30 UTC) del lunes, 1 de agosto, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció en una rueda de prensa que los Estados Unidos habían acabado con éxito con Az Zawahirí. Biden aseguró que «se ha hecho justicia» y que el mundo ya no debería temer a este «asesino despiadado». Biden dio la rueda de prensa desde la Sala Azul de la Casa Blanca.

Mis compatriotas americanos, el sábado, bajo mi dirección, Estados Unidos concluyó con éxito un ataque aéreo en Kabul, Afganistán, que mató al líder de Al Qaeda, Aymán az Zawahirí

— Joe Biden, presidente de los Estados Unidos

Biden explicó que Az Zawahirí era el número dos de Bin Laden en el momento en el que se produjeron los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que estuvo implicado en la organización de dichos atentados. Tras estos atentados, la Interpol puso una orden de busca y captura contra él, acusándole de ser «una de las cabezas de Al Qaeda» y de haber cometido actos terroristas en Egipto, su país natal. Por su parte, el FBI ofrecía una recompensa de 25 millones de dólares estadounidenses a quien ofreciera información sobre su posible paradero. Desde entonces se supone que ha vivido en alguno o varios lugares entre Afganistán y Pakistán.

Afganistán y Estados Unidos se acusan de violar el acuerdo de DohaEditar

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, calificó que Az Zawahirí estuviese en Kabul como una violación del acuerdo de Doha que estipulaba la retirada de todas las tropas de la OTAN a cambio de que los talibanes evitasen que Al Qaeda operase en áreas bajo control taliban.

En un comunicado oficial, el portavoz de los talibanes y del Gobierno de Afganistán, Zabiullah Mujahid, condenó el ataque de Estados Unidos en su territorio y lo calificó de «clara violación de los principios internacionales y del acuerdo de Doha». Mujahid acusó a Estados Unidos de repetir las experiencias fallidas de los últimos 20 años.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar

Noticias relacionadasEditar

FuentesEditar