Hambre y enfermedades afectan a millones de pakistaníes

16 de agosto de 2010

Veinte millones de pakistaníes viven una crisis humanitaria luego de las lluvias monzónicas de las últimas semanas, de los cuales, 3.5 millones de niños y niñas estarían expuestos a los efectos de enfermedades hídricas mortales y a la hambruna, según la Organización de las Naciones Unidas.

Daños provocados en el valle de Swad en Pakistán.

La devastación impide que haya agua potable y hay daños en la infraestructura básica de drenaje y abasto de agua, por lo que millones de personas están expuestas a enfermedades gastrointestinales como el cólera y la disentería. “Si no podemos llevar a cabo las actividades planeadas, podríamos ver una segunda ola de muertes, esta vez causadas por enfermedades gastrointestinales y escasez de alimentos”, dijo Martin Mogwanja, coordinador humanitario para Pakistán de la ONU.

El organismo internacional urgió a la comunidad global a liberar más fondos para enfrentar la catástrofe. La Organización Mundial de la Salud (OMS) está dando medicamentos preventivos a millones de personas potencialmente afectados de malaria, cólera y diarrea.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar

Fuentes