Imputado en caso Estafa maestra afirma que fondos fueron a campaña de Peña Nieto

14 de diciembre de 2021

Un juez federal de México utilizó testimonios apuntando a que la malversación de fondos del caso La estafa maestra tuvieron como fin pagar gastos y deudas de la campaña electoral de Enrique Peña Nieto en 2012. Las declaraciones de Emilio Zebadúa González, ex oficial mayor de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno de México, sobre la operación que implicó la malversación de alrededor de 400 millones de dólares del gobierno de México, fueron usados judicialmente para imputar a Enrique González Tiburcio, ex subsecretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), quien ayer escuchó las acusaciones en su contra de manera remota.

En sus declaraciones, hechas en octubre de 2020, Zebadúa acusó a Enrique González Tiburcio de firmar el convenio SE­DA­­­TU/D­GAPADN-UPFIM /3­3­9­9­01.0­3/2016 con la Universidad Politécnica Francisco I. Madero, ubicada en el estado de Hidalgo, por 185 millones 839 mil 480 pesos, y que los fondos se triangularan a su vez a una serie de empresas fantasma y consumar el peculado. De acuerdo con lo declarado a la fiscalía mexicana, funcionarios de primer orden como Luis Videgaray, ex secretario de Hacienda y Rosario Robles, de Desarrollo Social, estaban al tanto del proceder de la operación que implicó sistema de 128 empresas fantasma, 11 ministerios, ocho universidades públicas, diversas empresas privadas y más de 50 servidores públicos de distintos niveles de gobierno.

Las declaraciones de Zebadúa fueron usadas por la fiscalía mexicana como prueba ante un juez con sede en la Ciudad de México que decidirá si procede penalmente y llevar a González Tiburcio a prisión. Zebadúa, persona de confianza de Rosario Robles —quien permanece en prisión— busca acogerse al llamado criterio de oportunidad, una figura legal con la que podría ser testigo protegido aportando datos para resolver el caso y obtener inmunidad.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar

Fuentes