Johnson & Johnson pide a la OMS autorizar el uso de su vacuna contra el COVID-19

20 de febrero de 2021

La empresa farmacéutica Johnson & Johnson ha formalizado la solicitud a la Organización Nacional de la Salud para que se apruebe el uso de emergencia de su vacuna contra el COVID-19. De aprobarse, impulsaría que la vacuna se usase masivamente en todos los países. Igualmente, aceleraría la entrada de la vacuna para su venta posterior a organismos internacionales e igualmente a las naciones del mundo.

Una anciana recibiendo la vacuna tozinamerán, en Gijón en diciembre de 2020.

La empresa deberá igualmente proporcionar dosis de su vacuna al mecanismo COVAX, proyecto que busca la equitativa y justa repartición de las vacunas a más de 190 países de ingresos medios y bajos. También proveerá la vacuna a precios bajos durante la fase aguda de la pandemia.

Funcionamiento de la vacuna y su eficacia

Para la aplicación de esta vacuna solo se requiere de una dosis, se estima que su duración estando en un refrigerador normal es de 3 meses, lo que ayudaría a países pobres y de zonas rurales que no tienen el equipamiento necesario para mantener las vacunas en un estado bajo de frío, como lo requieren otras vacunas.

Los ensayos preliminares arrojaron los siguientes resultados, en la que participaron 44.000 voluntarios:

  • América Latina: 66% de efectividad en casos moderados y graves.
  • Sudáfrica: 57%, menor efectividad debido a que en el continente hay una cepa más contagiosa del virus, lo que hace la vacuna menos efectiva.
  • Estados Unidos: 72%

En el informe también se indicó qué, la vacuna tenía una efectividad del 85% contra los síntomas graves, y posterior a su inyección después de un lapso de 28 días, se comprobó que quién se vacunase no necesitaría hospitalización, así como tampoco hubo deceso alguno.

FuentesEditar

 
Comentar