Las fuerzas federales mexicanas toman el control de la seguridad en Acapulco

25 de septiembre de 2018

Las fuerzas federales de México tomaron este martes (25 de septiembre) el control de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco de Juárez, Guerrero, por sospecha de infiltración de grupos delictivos. El Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), integrado por el Ejército, la Marina, las policías Federal y Estatal, y la Procuraduría General de la República (PGR), informó en un comunicado que esta decisión "obedeció al incremento de la incidencia delictiva que se ha registrado en el municipio y la nula actuación de la policía municipal para enfrentar el fenómeno".

Por la mañana de este día, alrededor de cien miembros de las fuerzas federales desarmaron a los policías municipales, verificaron y resguardaron armas, chalecos, cartuchos y radios de comunicación, en medio de un fuerte despliegue de seguridad y con vigilancia por parte de un helicóptero de la Marina. Asimismo, la Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE) ordenó la detención de los mandos operativos de la Secretaría. Por tanto, permanecen arrestados cuatro mandos de la SSP. Luis Fernando "N", alias El Fénix y comandante de la Policía Preventiva, y Brayan Antonio "N", alias El Brayan y encargado de despacho de la Coordinación de Movilidad y Transporte, por su probable responsabilidad en el delito de homicidio calificado.

Por su parte, Rafael Rivas, director de la Policía Vial, fue aprehendido por la posesión de armas distintas a las empleadas por la policía. Igualmente, fue detenido Max Lorenzo Sedano Romano, titular de la dependencia. De acuerdo con El Universal, el resto de agentes serán investigados y sometidos a pruebas de control de confianza. La PGR y la FGE se encargarán de las investigaciones para el deslinde de responsabilidades.

El Sol del Centro reporta que de los demás miembros de la policía, al menos dieciocho ya estarían sujetos a investigación. El operativo de las autoridades federales continuará en los próximos días. Mientras tanto, la seguridad de Acapulco quedará a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Guerrero, que recibirá el apoyo del Ejército, la Marina y la Policía Federal. Desde hace varios meses, la ciudad del Pacífico mexicano sufre los estragos de la violencia y la inseguridad. El pasado año se consideró la tercera ciudad más violenta del mundo con 106 homicidios por cada cien mil habitantes, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar

Fuentes