Abrir menú principal
Cámara Polaroid Electric Eye 44.

20 de diciembre de 2008

La fabricante de cámaras fotográficas Polaroid acudió a la protección del Capítulo 11 de la ley de quiebras de los Estados Unidos. La compañía, conocida por la fotografía instantánea, culpó al fundador del grupo propietario de la empresa, acusado de estafa.

Adquirida en 2005 por Petters Group Worldwide, Polaroid dijo que el fundador de grupo, Tom Petters, está "bajo investigación por supuestos actos de fraude que comprometió la situación financiera de Polaroid". Los directivos sostienen que Petters, actualmente bajo custodia policial, fue el responsable de una estafa de 3.000 millones de libras esterlinas (5.200 millones de dólares), lo que fue desmentido por el empresario.

Petters Group ya había quebrado en octubre. Ambas compañías están en la fase de reorganización, en la que Polaroid confía que no va a afectar las operaciones diarias. De hecho, la empresa está "planeando lanzar nuevos productos en 2009" y reclama haber "entrado a la bancarrota con las reservas en efectivos necesarios para financiar la reorganización de la empresa bajo el Capítulo 11".

La empresa afirmó, luego, que los empleados seguirán cobrando sin interrupciones. Asimismo, manifestó que los miembros del Petters Group están bajo investigación por fraude, pero no la junta directiva de Polaroid. La compañía, con sede en Minnesota también posee subsidiarias que entrarán en bancarrota con él.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir