Usuario:Candemart.99/Taller

Atajos:
WN:ZP
WN:ZPD

¡Bienvenido/a a la zona de pruebas! Esta página sirve para que realices todas las pruebas de edición que desees. Siéntete libre de probar aquí tus habilidades en la edición de páginas wiki. Para editar, cliquea aquí o en la pestaña «editar» en la parte superior de la página, haz cualquier cambio en la caja de texto y luego cliquea en el botón «Guardar la página» cuando hayas terminado. Dado que se trata de una zona de pruebas, las ediciones o comentarios puestos aquí no serán permanentes.

TemaEditar

  • La homeopatía

Noticia con citas y referenciasEditar

El declive de la homeopatía, un negocio fomentado por el sistemaEditar

La terapia alternativa más popular y comercial de la pseudociencia no ha podido demostrar que sea curativa en absoluto, y empieza a ser desterrada de las aulas

La homeopatía lleva un año tan malo que ya solo le falta que el Diccionario de la Real Academia deje de definirla, erróneamente, como un “sistema curativo”. Y no sería extraño, puesto que en los últimos meses muchas instituciones han optado por darle la espalda a este sistema pseudoterapéutico que no ha sido capaz de demostrar que sea curativo en absoluto. Incluso sus propios defensores reconocen que no saben cómo podría funcionar.

Uno de los golpes más duros, lo ha recibido tras ser considerada como “un riesgo para la salud de los ciudadanos" (Real Academia Nacional de Farmacia, 2017) porque los pacientes pueden alejarse por su culpa de aquellos tratamientos farmacológicos apoyados en la evidencia científica.

Desgraciadamente, esa advertencia hipotética se convertía en tragedia real recientemente, cuando un niño de siete años moría en Italia por culpa de una otitis que se complicó porque sus padres se limitaron a usar homeopatía, evitando los antibióticos. "El médico homeópata aterrorizó a mi hija, hasta el punto de que cuando le suplicaba que diera su consentimiento para llevar a mi nieto al hospital porque veía que empeoraba por momentos, él lo desaconsejaba, suministrándole fármacos homeopáticos". (Declaraciones del abuelo del niño). «Vuestro hijo se curará muy pronto» (Doctor Massimiliano Mecozzi, 2017)

“No sustituye a los tratamientos farmacológicos cuando estos son necesarios” (Asamblea Nacional de Homeopatía, 2017). Antes de estas declaraciones, el director ejecutivo de la principal empresa del sector, Christian Boiron, reveló en una entrevista en el Corriere della Sera que él mismo usaba antibióticos con sus hijos. Después de que la Universidad de Barcelona cancelara su máster en homeopatía por “falta de base científica”, tres de las principales sociedades científicas farmacéuticas lanzaron otros tantos misiles en pocas semanas de diferencia. “Hasta hoy no existen evidencias científicas suficientes para demostrar la supuesta eficacia” (Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria, 2016), “los principios que sustentan la homeopatía no son científicos” (Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, 2016), “debería retirarse la denominación medicamento de estos productos” (Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria, 2016). Además, las principales universidades que habían dejado entrar a la homeopatía en sus instalaciones han vuelto a cerrar la puerta, y colegios médicos, como el de Madrid, han roto con esta y todas las demás pseudociencias.

Desde el 2016 las principales sociedades científicas farmacéuticas ya vienen advirtiendo de que los preparados homeopáticos sin pruebas de su eficacia tendrán que informar a los consumidores de que "no hay evidencias científicas de que el producto funcione y que las indicaciones alegadas se basan únicamente en teorías de la homeopatía del siglo XVIII que no son aceptadas por la mayoría de los expertos médicos actuales" (El país, 2016).

Alrededor de la homeopatía, inventada por el médico alemán Samuel Hahnemann en 1796, se ha generado una industria que en EE UU alcanza unas ventas de 1.200 millones de dólares (Nutrition Business Journal). La agencia gubernamental estadounidense recuerda que la homeopatía se basa en dosis ínfimas, a veces indetectables en el agua diluyente, de sustancias que generan síntomas similares a los de la enfermedad que se pretende curar. En más de dos siglos, este método no ha demostrado ser más eficaz que tomarse un chupito de agua con azúcar. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU (FDA, por sus siglas en inglés) también está revisando su política sobre los productos homeopáticos, según confirma su portavoz Theresa Eisenman. Desde 1988, estos preparados se fabrican y distribuyen sin el examen previo de la FDA, que sí se requiere para los medicamentos de verdad.

En España, pese a todo, la multinacional homeopática francesa Boiron facturó 60 millones de euros en 2011. Esto explica los misiles lanzados por las tres principales sociedades científicas farmacéuticas que han respondido a un llamamiento del grupo FarmaCiencia, compuesto por farmacéuticos a favor de la evidencia científica, para que se posicionasen en contra de la homeopatía.

La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria recuerda que en España, desde 1995, una disposición transitoria permite comercializar miles de productos homeopáticos “sin un análisis previo de su calidad, seguridad y eficacia por parte de la Administración”(El país, 2016). LA SEFAC, según critica en un comunicado publicado el 22 de noviembre, “no está de acuerdo en que se autorice como medicamento ningún producto sin indicaciones terapéuticas aprobadas, tal y como permite la legislación vigente”(El país, 2016).

"Los llamados medicamentos homeopáticos se caracterizan por haber sido autorizados sin una indicación terapéutica definida, sin haber demostrado unas condiciones de eficacia y seguridad al menos superiores a placebo. Todos los medicamentos homeopáticos que se comercializan en nuestro país deberían someterse a las mismas condiciones de autorización y registro que el resto de medicamentos. Mientras persista la situación actual, consideramos que debería retirarse la denominación "medicamento" de estos productos" (SEFAP, 2016).

BibliografíaEditar

Fuentes originales de la noticiaEditar