Varios inconvenientes dejó el primer cierre total de estaciones en el Metro de Santiago

Santiago, Chile
6 de diciembre de 2010

Tras 35 años de exitosa y continua operación, ayer se produjo el primer cierre total de servicio en el Metro de Santiago, afectando a cerca de 600 mil usuarios que se transportan en él los días domingo. La medida fue anunciada al inicio de una huelga que mantienen los conductores de trenes por demandas salariales.

En la capital chilena existían buses clones que realizaban el mismo servicio que el ferrocarril subterráneo, pero con el inconveniente que no poseían vías expeditas para circular lo que producía que los viajes se alargaran más de la cuenta, y muchos pasajeros no poseían mucha información acerca de los recorridos de estos buses.

En términos generales, la ciudad no pudo adaptarse al primer cierre de la totalidad de estaciones de Metro, además que varios servicios fueron usados por barristas de Universidad Católica y Colo-Colo, equipos que disputaban su último partido en el torneo de fútbol, que saturó los servicios que transitaban por Avenida Vicuña Mackenna y por Avenida Apoquindo.

Para disminuir los problemas de transporte, Metro dispuso abrir las estaciones de la Línea 1 a partir de las 15.30 horas, y así dar un alivio al eje de Providencia - Alameda - Las Rejas, que es uno de los más congestionados al ser la arteria principal de Santiago.

Para este lunes la totalidad de los servicios será restaurados, incluyendo la Línea 4A que estuvo cerrada, pero los conductores siguen en una huelga que no posee una fecha de término concreta.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar

Noticias relacionadas

Fuentes